cierre del CDM pradillo

Desde el 16 de julio y hasta el 15 de agosto, ambos inclusive, se llevará a cabo el cierre del CDM Pradillo de Chamartín al público para la realización de tareas de mantenimiento. Este cierre se produce solo 7 meses después de que finalizaran las obras de renovación y mantenimiento del Centro Deportivo Municipal de Pradillo en enero de este mismo año.

Las obras, llevadas a cabo por la Junta Municipal del Distrito, comenzaron a principios del mes de noviembre de 2018 y finalizaron en el mes de enero. Para su ejecución contaron con un presupuesto de 589.851,01 euros con cargo a Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS).

MEJORAS EFECTUADAS A PRINCIPIOS DE AÑO

La piscina del CDM Pradillo cuenta desde entonces con una zona de playa totalmente renovada. El pavimento antideslizante adaptado a normativa se instaló para garantizar una utilización más confortable y segura a los usuarios. Además, se llevó a cabo el cerramiento del vaso de compensación mediante cerrajería metálica y vidrio de seguridad para mejorar la insonorización de la instalación y también aumentar la seguridad en esta zona.

En otras dependencias como el pabellón, se cambió el suelo técnico para adaptarlo a las exigencias de las actividades multideportivas que se realizan. En el caso de las saunas, los nuevos y más eficaces desagües han mejorado la usabilidad y en las salas de musculación se ha instalado un cerramiento metálico.

Las actuaciones también han permitido mejorar zonas del exterior como las puertas de acceso, que se cambiaron por puertas automáticas, o la escalera exterior que comunica los dos pabellones y donde se adecuó el pavimento mediante un sistema de antideslizamiento para aumentar la seguridad de los usuarios al transitar por esta zona.

Otro de los focos de actuación fueron las instalaciones de las pistas deportivas. En este sentido se han acometido obras de remodelación total del pavimento en las pistas polivalentes y se ha sustituido el cerramiento exterior en la de fútbol 7, haciendo de la instalación un espacio más seguro.

En el caso de las pistas de pádel, las obras cumplen con una petición vecinal que demandaba la insonorización del recinto. Para su cumplimiento instalaron unos paneles acústicos que evitan la transmisión de ruidos a los vecinos colindantes.