Rafael Sánchez Ferlosio, el posiblemente más ilustre vecino del barrio de la Prosperidad, ha fallecido en Madrid a sus 91 años. Un habitual del barrio, que paseaba por López de Hoyos, la plaza de Prosperidad y se dejaba caer por algunos bares para tomar un café mientras repasaba sus escritos. El barrio pierde hoy a un gran escritor y un vecino.

Sánchez Ferlosio nació en Roma el 4 de diciembre de 1927, 91 años después ha fallecido en Madrid, la que ha sido su casa durante todos estos años. El autor, perteneciente a la denominada generación de los años 50, comenzó su andadura literaria publicando relatos en los años cuarenta en algunas de las revistas literarias de la época.

Toda su vida se desarrolló en Madrid, donde hoy ha fallecido. Comenzó los estudios en Arquitectura, pero dejó pronto la carrera para cursar Filología en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Complutense de Madrid, donde después se doctoró. Fue miembro del Círculo Lingüístico de Madrid junto con otros grandes escritores de mitad del siglo XX. Entre ellos estaban Agustín García Calvo, Isabel Llácer, Carlos Piera y Víctor Sánchez de Zavala también escritores de Madrid.

Fundó además su propia revista en 1953, la Revista Española, que duró poco tiempo en los quioscos, pero dio espacio a cuentos, relatos y artículos de jóvenes autores que después cobrarían relevancia en el mundo de las letras. Con ellos compartía Sánchez Ferlosio la poética realista inspirada del neorrealismo italiano que marcó el movimiento literario de la época.

ENSAYOS Y NOVELAS PARA LA HISTORIA

Corriente en la que se enmarcan sus dos obras más reconocidas y consideradas su mayor contribución a la prosa española: ‘El Jarama’ de 1955 y su primera novela ‘Industrias y andanzas de Alfanhuí’ de 1951. La primera, muy relacionada también con la capital, marcó un antes y un después, logró el Premio Nadal en el año 1955 y el premio de la Crítica en el 56. La clave de su éxito fue la aportación renovada a la literatura de la época, una ora que narra dieciséis horas de la vida de un grupo de once amigos en una excursión al río Jarama. Es un relato simbólico, con una narrativa innovadora que no permite predecir qué ocurrirá después al lector.

Más allá, estaba el Ferlosio ensayista, con una obra marcada principalmente por este género y con numerosos premios por sus producciones ensayísticas. Sus últimas obras fueron las recopilaciones de ensayos y artículos en los que abordaba distintos temas relacionados con la actualidad principalmente económica. Desde la globalización, hasta el ocio y la publicidad desde la perspectiva del mercado abordan las obras: ‘Esas Yndias equivocadas y malditas’ (1994), ‘El alma y la vergüenza’ (2000), ‘La hija de la guerra y la madre de la patria’ (2002) y ‘Non olet’ (2003).