El cine Conde Duque Auditorio Morasol es el último bastión de los cines de barrio en Prosperidad. Ubicado en la calle Pradillo número 4, muy cerca del parque de Berlín, también pasó por sus años complicados antes de reabrir las únicas ocho salas que proyectan las últimas novedades del séptimo arte en el barrio. Cine, cursos, ópera, ballet y documentales completan su programación, la única de este tipo en Prosperidad.

Pero no siempre fue así. El cine Morasol compartía barrio con los cines López de Hoyos, el Cinestudio Covadonga y el Royal, de la calle López de Hoyos. A estos se sumaban el cine Ciudad Lineal, el Bahía, el Mónaco y el Marvi. Pero eso no es todo, en sentido contrario y hasta Chamartín podían encontrarse los cines Roma y Juan de Austria. Salas de cine que emitían en sesión continua los éxitos de mediados del siglo XX. El cine fue durante el siglo pasado el entretenimiento favorito de los madrileños -y españoles-, incluso consiguió competir durante un par de décadas con la televisión.

Sin embargo, los ochenta llegaron como un jarro de agua fría para los cines de barrio. Un ocaso que se fue alargando hasta los primeros años de la década del 2000. En los

años 80 desaparecieron algunos de los principales cines del barrio, entre ellos el Morasol. Cerró en el año 1980, año que vio morir a la que había sido una de las salas más modernas de la zona, el cine Marvi. Este, ubicado en la calle Cartagena, junto a Avenida de América, fue de los más modernos en los años 60, haciendo una fuerte competencia a las demás salas. Tenía programas dobles y una ubicación única. Cuando echó el cierre, se convirtió en un bingo con el nombre Sala América, que sobrevivió hasta 2008. En sus bajos estaba la sala ‘El cisne negro’.

Los años 80 del siglo XX se saldaron con el cierre de la mayoría de estos cines. Las salas más grandes fueron mutando en ‘minicines’, ante la imposibilidad de completar su aforo. Muchos cines grandes pasaron a ser bingos y salones de boda que pronto cerrarían para convertirse en gimnasios como ocurrió con los cines Roma y López de Hoyos. Muchos otros llenaron sus espacios con estanterías, convertidos en supermercados o tiendas de ropa de cadenas bien conocidas.

MORASOL, EL CINE QUE LOGRÓ RENACER (2 VECES)

El cine Morasol fue de los primeros en cerrar en los 80. Solo dos años después, en 1982, abrió de nuevo como sala de conciertos, manteniendo su nombre. Se hizo un hueco en medio de la ‘movida madrileña’. Tanto éxito tuvo, que los vecinos interpusieron tantas denuncias por el ruido y las molestias que causaba el público en la Prosperidad que en 1984 tuvo que cerrar de nuevo. Los grupos más famosos del panorama musical pasaron por su escenario, los jóvenes la tenían entre sus principales referentes en salas en la capital, pero no tenía licencia de instalación, apertura y funcionamiento, además solía superar el aforo y los niveles de decibelios, un cóctel que antes o después abocaría a ‘La Morasol’ a su cierre.

Llegó entonces en 1997 y una nueva oportunidad para el Morasol que abrió de nuevo sus puertas con seis salas. Sobrevivió a la reforma del Ayuntamiento que acabó con aún más cines. Esta consistía en un cambio en la regulación del uso urbanístico, las salas podían cambiar su uso, siempre que no estuvieran protegidas y que el nuevo uso permitiera respetar la integridad de palcos, tramoyas y escenarios. Cerraron entonces muchas otras salas, como la Juan de Austria, que aún sobrevivían para convertirse en tiendas y supermercados que a día de hoy, también han echado el cierre.

El cine Morasol cerró de nuevo en 2013 en lo que parecía un adiós definitivo a los cines de barrio en la Prosperidad, pero, contra todo pronóstico volvió a abrir en 2016. El 27 de octubre de 2016 comenzó a proyectar las películas más actuales bajo un nuevo nombre ‘Cines Conde Duque Auditorio Morasol’. Cuentan con unas instalaciones propias de las grandes salas y modernas para disfrutar del mejor cine. Con 8 salas perfectamente equipadas, los cines brindan al espectador máxima comodidad y calidad: equipos HD, butacas de última generación y Fila Vip en todas las salas, imagen 4K UHD, sonido Dolby Stereo 7.1 Sorround y un completo servicio de bar.