MOVO es una de las empresas líderes de micromovilidad actualmente en Madrid. Con más de 500 motos eléctricas por toda la ciudad, además de patinetes, opera en la capital y en otros cuatro ciudades sudamericanas con los segundos: Bogotá, Ciudad de México, Lima y Santiago. Muchos usan sus vehículos eléctricos individuales, pero lo que no saben es que esta compañía nació en un garaje del barrio de Prosperidad.

Se trata de un servicio que surgió con el boom del sector del sharing con vehículos eléctricos que tanto crece en la capita, la compañía puso en marcha su negocio en tiempo récord, ya que tras llegar varias empresas de carsharing a Madrid era cuestión de tiempo que lo hicieran las motos. Desde su lanzamiento en abril de 2018, MOVO está registrando un crecimiento del 60% mensual.

El sistema es simple: alquiler de motos 100% eléctricas por minutos. Entre sus beneficios: dos cascos, posibilidad de reserva gratis durante 15 minutos y de bloqueo en paradas. Si MOVO tiene una ventaja es la facilidad de pago y de gestión de reserva del vehículo, un sistema que sus fundadores sabían que sería un éxito.

¿Dónde y cómo funciona MOVO?

Ofrece su servicio dentro del área de la M30, que comprende los 8 distritos de Centro, Arganzuela, Retiro, Salamanca, Chamartín, Tetuán, Chamberí2​ y Moncloa-Aravaca. Son 10 de los 21 distritos de Madrid (parcialmente en Ciudad Lineal). Funcionan las 24 horas del día y su precio es siempre el mismo: 0,22€/min (0,05€/min en pausa).

¿Cómo se hace? Es sencillo, si ves una Movo puedes desbloquearla directamente con su código desde la app, y si no la ves, la buscas desde la app y la reservas gratis durante 15 minutos. Se puede pausar, bloquear y apagar la moto mientras se mantiene reservada.