asociación de feriantes

Chamartín ha decidido multar a la Asociación de Feriantes por el vertido tóxico que causó la pista de hielo estas pasadas navidades. Esta asociación deberá pagar 58.000 euros por los daños ocasionados.

El Ayuntamiento ya ha tenido que retirar esta sustancia en dos ocasiones ya que la borrasca Gloria con sus lluvias ha provocado que reaparezca este líquido verde. Tras la inacción y la omisión de deber de los responsables, la Junta del Distrito de Chamartín ha decidido sancionar a la Asociación Madrileña de Feriantes.

La pasada noche del miércoles 22 de enero el Selur tuvo que actuar de emergencia y absorber lo máximo que pudo de la sustancia con una bomba de aspiración.

La pista de hielo causó una fuga de líquido anticongelante al desmontar la instalación. Se trata de Etienglicol, un anticongelante diluido al 30% con agua para que sea posible su circulación por los conductos y llegue a congelarse en la pista. Las muestras han sido analizadas por el Instituto de Toxicología. Los resultados han determinado que “este producto en aire libre y temperaturas actuales no supone peligro para los habitantes del distrito”.

El Ayuntamiento de Madrid les pide pagar todos los gastos derivados de la limpieza, el tratamiento del vertido y la sanción por incumplimiento de la autorización municipal. Una suma que alcanzará aproximadamente los 60.000 euros. Según las autoridades, los únicos responsables son los adjudicatarios de la pista. Borja Carabante, delegado de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid afirmaba que “con la sanción se espera que esto no se repita”

En breve finalizará este problema que lleva preocupando a los vecinos de Chamartín desde el inicio del 2020.