solidaridad vecinal

El Ayuntamiento de Madrid ha impulsado una campaña de solidaridad vecinal a la que se ha sumado la Escuela de Prosperidad.

Se trata de una iniciativa para facilitar el aislamiento preventivo a las personas mayores, el grupo más vulnerable ante la amenaza del COVID-19.

Los voluntarios que se sumen a esta acción ayudarán en las tareas cotidianas a este colectivo bajo el lema “es el momento de la solidaridad vecinal”. Cualquier persona que lo desee puede ofrecer ayuda a sus vecinos con algún tipo de dificultad en tareas como bajar la basura, pasear al perro, comprar el pan u otros artículos de primera necesidad etc.

El delegado del Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social del Ayuntamiento de Madrid, Pepe Aniorte, ha explicado que «lo que están haciendo los voluntarios es trasladar el ámbito de su solidaridad, que antes era toda la ciudad y ahora es su escalera o su portal. Mientras nuestra vida ha cambiado, la solidaridad permanece«.

Todo ciudadano de Chamartín que lo desee solo debe imprimir un cartel facilitado de forma online por Voluntarios por Madrid en su web y en su cuenta de Twitter @Voluntmadrid. Simplemente se deberá rellenar sus datos de contacto y pegarlo en un lugar visible de su portal para que aquellos vecinos que lo necesiten puedan hacer uso de esta buena voluntad.

Además, concretamente en el Barrio Prosperidad se ha llevado a cabo un proyecto vecinal por parte de la Escuela Popular de prosperidad. los vecinos del barrio se han unido para ofrecerse a ayudar a aquellas personas consideradas como colectivo vulnerable para que no se arriesguen a salir.

Son momentos difíciles en los que la solidaridad deslumbra más que nunca. Por eso, Chamartín saca su lado más positivo y solidario y colabora en la ayuda de todo aquel que lo necesite.