Barbara Lennie

Bárbara Lennie (36) es la actriz de moda, lo lleva siendo desde hace tiempo. Según informa la revista Vanity Fair, nació en el Barrio Prosperidad, donde vivió hasta los seis meses. Ahora, será el rostro de la campaña otoñal de El Corte Inglés y además, como se ha hecho público hace unos días, protagonizará la adaptación cinematográfica de Los renglones torcidos de Dios, novela que Torcuato Luca de Tena publicó en 1979, y que estará dirigida por Oriol Paulo (Contratiempo, El cuerpo) y con guion de Guillem Clua. La intérprete dará vida a Alice Gould, una detective que se interna en un hospital psiquiátrico siguiendo las pistas referentes a un caso de homicidio.

Después de más de una veintena de películas, entre las que destacan “El Reino” o “La piel que habito”, ocho series, nueve obras de teatro y una decena de premios, la actriz madrileña es noticia. Bárbara Lennie nació en Madrid en 1984, aunque sus raíces son argentinas e irlandesas. Sus padres, médico él y psicóloga ella, se exiliaron a España huyendo de Argentina por ser militantes de izquierdas. En la capital de España, su madre fue secretaria en televisión y padre vendió zumos en Marbella. Cuando Bárbara nació vivían en el Barrio de Prosperidad y a los seis meses regresaron a Buenos Aires. Allí vivieron en Belgrano R, un pintoresco barrio residencial situado al norte, cuyo nombre rinde homenaje al creador de la bandera de la ciudad y que es característico por sus casas señoriales típicas a finales del XIX y las grandes arboledas que lucen espléndidas de belleza otoñal.

De su abuela Berta, cuentan que ha heredado sus dotes interpretativas, ya que soñaba con ser actriz y aunque no lo logró, siempre se disfrazaba para hacer reír a sus nietos. Cuando la familia vivía en Buenos Aires, la visitaban cada fin de semana en La Plata, donde vivía con su abuelo.

Bábara Lennie en el Festival de San Sebastián presentando ‘Hermanas’

La decisión que marcó el resto de su vida

Seis años después, la familia regresó a España y se instaló en un piso entre Pinar de Chamartín y el barrio de Hortaleza. “Para mí fue como aterrizar en otro planeta. Era el año 1990 y todavía había burros, carros… En mi recuerdo, Buenos Aires me parecía una ciudad infinitamente más moderna, y en aquellos primeros años me tocó sentir la nostalgia que habían experimentado mis padres. Apenas nos acercábamos al centro. Intenté hacer amigas, pero eran chicas muy duras y se reían de mi acento. Tenían mi edad y habían vivido el triple que yo”, recordaba la actriz en una entrevista en El País Semanal.

En Madrid, estudió en el colegio privado laico Las Naciones y siempre disfrutó de las obras teatrales escolares. Nada más cumplir los 15 años, el director Víctor García León fue a su instituto en busca de la protagonista de Más pena que Gloria. Era el año 2001 y fue su compañero de clase Jonás Trueba el que la animó a presentarse al casting. La seleccionaron.

“Podría inventármelo, pero no hubo un momento concreto en el que pensé que quería ser actriz. Como todas las decisiones importantes que he tomado, me fue rondando hasta que un día hice clic: terminé el instituto y tenía que hacer algo en la vida”explicaba en Vanity Fair en 2018. A pesar de los miedos iniciales, a los pocos días se dio cuenta de que eso era lo que quería hacer el resto de su vida.

Actriz polifacética y sin descanso

Después de hablar con sus padres sobre su sueño de ser actriz, sus padres la apoyaron, pero le pidieron que estudiara algo. No lo dudó. Se inscribió en la Real Escuela de Arte Dramático (RESAD), una de las más importantes de nuestro país, donde también estudiaron algunos de nuestros mejores actores y actrices, como Blanca Portillo o Javier Cámara.

Desde que en 2005 comenzara a trabajar no ha parado hasta hoy. Entre 2005 y 2010, Bárbara Lennie participó en siete películas (de Obaba con Montxo Armendáriz a Las trece Rosas de Emilio Martínez Lázaro, entre otras). Pero su sueño era hacer teatro y lo logró en 2008 con la obra Trío en Mi Bemol, un proyecto fin de carrera que realizó de la mano de su compañero en la RESAD, Santi Marín. Más tarde llegaron otras como La función por hacer (2010-2013) -papel por el que recibió el Premio de la Unión de Actores-, Veraneantes (2011) -por la que obtuvo un Premio Max- o Las Criadas (2012-2013).

Mientras, fue realizando trabajos en series de televisión, como Cuenta atrás, Amar en tiempos revueltos, Águila Roja e Isabel; y otros papeles en cine que la convirtieron en una habitual de nuestras pantallas.

Bárbara Lennie y los Premios Goya

En 2014, Bárbara Lennie fue nominada al Goya a la mejor actriz de reparto por El Niño (Daniel Monzón), pero se llevó la estatuilla a mejor actriz en la misma gala por su papel en Magical Girl (de Carlos Vermut); después vendrían Contratiempo (de Oriol Paulo y que arrasó en China), La enfermedad del domingo (de Ramón Salazar), Petra (de Jaime Rosales), Todos lo saben (Asghar Farhadi) o El Reino (de Rodrigo Sorogoyen), entre otras. Bárbara sigue disfrutando igual que lo hacía en el primer rodaje, al que llegó llena de miedos y con una timidez apabullante, pero con una voz y una mirada hipnóticas.