cervecería alonso

El pequeño bar de barrio Cervecería Alonso, ubicado en Prosperidad, ofrece desde 1956 unas patatas bravas modélicas y unos callos merecidamente famosos. Sus generosas raciones están preparadas al más puro estilo tradicional, manteniendo la esencia de un tipo de bares que hoy se encuentran en peligro de extinción.

Tras la modesta apariencia de un bar tradicional y con estética antigua, entramos en un lugar encantador para tomar un aperitivo, y una de las mejores barras de Madrid. Tras medio siglo ofreciendo una amplia variedad de buenas tapas y raciones tradicionales, sus productos de relumbrón son las míticas raciones de bravas y callos. A los que hay que añadir los torreznos, la ensaladilla rusa, los canapés de bacalao ahumado o sardina marinada, y si se da la ocasión, algo de marisco del día.

El templo sagrado de la caña

No es extrañar, que después de un decalustro, este establecimiento se haya convertido en el templo de la caña. La Cervecería Alonso destaca por encima de todo por sus buenas cervezas, tiradas por profesionales de verdad.

La cerveza se sirve en vasos de fino vidrio, reposada en varios tiempos, por camareros que llevan décadas tratando con mimo el producto. Según estos expertos, el momento perfecto para probarla es cuando la espuma se ha asentado completamente. Y nos recuerdan que cada trago es una delicia, “sin que la cremosa espuma se llegue a deshacer del todo en ningún momento” y además nos recomiendan acompañarla de un canapé de anchoa, otra especialidad de la casa.

Conservas y Mariscos

Entre sus conservas destacan los mejillones, los berberechos y las almejas de las rías gallegas, chipirones rellenos, langostillos, ventresca de atún y los espárragos. Pero también ofrecen el mejor marisco de O Grove y otras costas españolas: Navajas a la plancha, nécoras, gambas a la plancha, cigalas, cañaillas, berberechos, zamburiñas y percebes te harán sucumbir a las mayores tentaciones del mar.

Por si todo esto fuera poco, hay que valorar el cariño de sus dueños por el producto y su inmejorable atención al cliente. Mikel López Iturriaga, nos muestra en este vídeo cómo se preparan las ya míticas bravas y callos de este bar de nuestro barrio. Es tan fácil como dar al play.

El Comidista. Mikel López Iturriaga