Estación de Chamartín

El Gobierno ha anunciado este martes que la conocida estación madrileña de Chamartín pasará a denominarse estación Madrid Chamartín-Clara Campoamor. El cambio de nombre se ha planteado como homenaje a la impulsora del sufragio universal femenino en España.

Según ha explicado la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, tras el Consejo de Ministros, con esta nueva denominación el Ejecutivo pretende mostrar reconocimiento al impulso que lideró Clara Campoamor en la lucha por las libertades y el sufragio femenino, además de honrar su memoria.

Clara Campoamor, una histórica sufragista

Campoamor nació en Madrid en 1888 y fue una política, abogada y escritora que luchó por los derechos de la mujer en España desde la creación de la Unión Republicana Femenina. Fue la principal artífice en el sufragio femenino, que se logró en 1931 y que fue ejercido por primera vez en las elecciones de 1933.

Durante la Guerra Civil en España en 1936, por diversos problemas con la justicia se vio obligada a huir del país y a establecerse en Suiza, donde falleció en el exilio en 1972.

Tras varios días, sus restos fueron trasladados al cementerio de Polloe en San Sebastián (Guipuzcoa) y se conservan en el panteón de la familia Monsó Riu, de la que Clara Campoamor era madrina.

Clara Campoamor

Estación de Chamartín

La histórica estación de Chamartín, ubicada en el barrio con el mismo nombre, da servicio a los trenes de Cercanías, a los de medio y largo recorrido y a los servicios de metro. Es considerada una de las estaciones, junto a Atocha, con más usuarios de Madrid.

La estación que tiene su origen en la Segunda República y fue inaugurada en 1967.

Actualmente, la estación de Chamartín es el punto conector de todas las comunicaciones ferroviarias desde la capital hacia el noroeste de la península. En este sentido, la estación opera como un gran intercambiador de transportes.

Polémica por el cambio de nombre

Ante esta iniciativa de renombrar la Estación de Madrid Chamartín, la secretaria general del Partido Popular, Ana Camíns, ha expuesto su “sorpresa” y ha instado al Ejecutivo que se propusiera gestionar otras medidas más urgentes como reactivar el Plan de Cercanías de Madrid.

Esto se debe a las muchas carencias con las que cuentan las estaciones, una de ellas es que muchas de las infraestructuras de Cercanías no disponen de un acceso para personas con movilidad reducida.

En este sentido, Camíns ha señalado lo grave de la situación diciendo: “sus vecinos se quejan de la falta de frecuencias, obras paralizadas, mal estado de los apeaderos y daños en los trenes y la única respuesta que da el Gobierno es renombrar la Estación de Madrid Chamartín”.