Fiestas ilegales: un grave escollo para superar la pandemia

Varias de estas reuniones que no respetan la normativa anti-COVID se han producido estos últimos días en el barrio de Prosperidad

fiestas ilegales

Durante el puente de San José, la Policía Municipal ha intervenido 474 fiestas o reuniones ilegales en domicilios o locales en los que se incumplían las medidas sanitarias contra la COVID-19, según han informado fuentes policiales. Los agentes localizaron 90 de estas reuniones el jueves, 117 el viernes, 117 el sábado y 150 el domingo.

El fin de semana anterior, el Cuerpo intervino en 421 reuniones o fiestas ilegales en domicilios, 10 de ellas en apartamentos turísticos. Desde el comienzo del estado de alarma, el pasado 25 de octubre, la Policía ha tenido que intervenir en 7.789 fiestas o reuniones en Madrid.

Por su parte, la Policía Nacional detuvo a 65 personas en la Comunidad de Madrid durante el puente de San José. Además, propuso para sanción a otras 1.450 por incumplir las medidas sanitarias contra el coronavirus, según fuentes policiales.

Entre los arrestados durante los días festivos hay 14 jóvenes, y más de un centenar han sido sancionados tras haber sido desmanteladas cuatro fiestas ilegales en pisos turísticos y en la vía pública.

Las fiestas ilegales con extranjeros afectan al barrio de Prosperidad

En la madrugada del lunes 15 de marzo, pasadas las 2, vecinos de un piso del barrio de Prosperidad avisaron a la Policía Municipal por el ruido y la música a gran volumen que se estaba originando en otro piso del bloque. Los agentes que se desplazaron al lugar llamaron a la puerta, pero nadie les abrió.

Posteriormente, después de más de hora y media de espera, los asistentes a esta fiesta ilegal comenzaron a salir y fueron identificados. Un total de 35 personas de nacionalidades italiana, suiza y portuguesa, de los que una fue detenida por una presunta agresión a un policía.

Una semana después, la madrugada del 21 de marzo, finalizando el puente de San José, se produjo otra fiesta ilegal en el distrito de Chamartín. De nuevo, la Policía Municipal desalojó un piso en el que 48 jóvenes extranjeros de hasta 10 nacionalidades diferentes volvían a incumplir la normativa COVID-19. Al parecer, la vivienda fue alquilada por un varón residente en Segovia que acudió a Madrid saltándose las restricciones perimetrales y vendió las entradas en Internet.

Turistas extranjeros aprovechan la situación y los bajos precios

También durante el puente, se intervino una fiesta ilegal en el distrito de Centro con 122 personas, muchas de ellas sin mascarilla y bailando, incumpliendo la normativa anti COVID, a la que hay que añadir otra en el distrito Salamanca, en la que se intervino un piso que también contaba con futbolines y billares.

El centro de Madrid sigue llenándose de turistas franceses, ingleses y de otras nacionalidades que vienen buscando diversiones nocturnas. Los vecinos denuncian que en la zona Centro, estos turistas pagan apenas 150 euros para un fin de semana festivo con vuelo incluido. Al mismo tiempo, París y otros lugares de Francia llevan meses cerrados con un toque de queda que comienza a las 18:00 horas.

La Policía Municipal desaloja una boda con 30 invitados en un taller de lápidas

La reuniones y fiestas ilegales de turistas extranjeros no es el único problema en la capital. El pasado sábado 13 de marzo a las 14:20 horas, la Policía intervino la celebración de una boda en el número 15 de la avenida de Daroca, en el distrito de Ciudad Lineal. En un taller de mármol cercano al cementerio de la Almudena en el que se fabrican lápidas, los 30 invitados estaban agrupados en mesas de siete u ocho personas sin mascarilla y sin guardar la distancia de seguridad.

El dueño del local confirmó a los agentes que lo había alquilado a una persona para celebrar el festejo. Aunque no contaba con las licencias necesarias. Después del desalojo, se pusieron sanciones administrativas a todos los asistentes por incumplir las normas sanitarias; y al dueño del establecimiento, por no contar con las licencias obligatorias.

La madrugada del 7 de marzo, récord de detenidos en fiestas ilegales en Madrid

La madrugada del domingo 7 de marzo, se produjo el récord de detenciones en fiestas ilegales en Madrid. Un total de 26 personas arrestadas, según la Jefatura Superior. Ese fin de semana, en un piso turístico del distrito Centro, 40 personas extranjeras fueron propuestas para sanción, en una fiesta de más de 25 personas. De ellas, 16 fueron detenidas por detención ilegal y desobediencia grave y 13 propuestas para sanción por parte de agentes de la Policía Nacional.

Otras actuaciones se produjeron en Chamberí; donde unos individuos lanzaron botellas de vidrio y un casco de moto a los agentes; y en la avenida Reina Victoria, donde dos personas fueron detenidas por desobediencia grave y 11 propuestas para sanción.

Madrid, ¿destino turístico de borrachera?

Por su parte, el alcalde de la ciudad, José Luis Martínez-Almeida, ha señalado este miércoles que “respecto a esa imagen que pretende estigmatizar a Madrid, que pretende despreciar el esfuerzo que hacemos los madrileños por sacar el día a día de nuestra ciudad, lo que tengo que decir son los datos: del total de turistas franceses que llegaron a España en el mes de enero, sólo el 5% fue directamente a Madrid”.

“Si de verdad consideran que hay un turismo internacional de borrachera en Madrid, lo tienen muy sencillo: que le digan al Gobierno de la Nación que cierre Barajas, que cierre las fronteras y que no puedan venir turistas. Pero que se lo digan al Gobierno de la Nación que es quien tiene las competencias. Nosotros no lo podemos hacer y no lo queremos hacer”.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here