Francisco Silvela

Las obras de desmontaje del viaducto en el eje Joaquín Costa-Francisco Silvela han concluido definitivamente esta semana, después de que en julio se detectara riesgo de colapso. Este miércoles, la delegada de Obras y Equipamientos, Paloma García Romero ha realizado una visita a la zona, acompañada de la Concejala de Chamartín, Sonia Cea.

Durante los trabajos, que han finalizado un mes antes de lo previsto, se han retirado alrededor de 16.000 toneladas de residuos. La estructura se ha cortado en 309 piezas que se han retirado de una en una en camiones de grandes dimensiones. Además, han hecho falta 500 viajes de camiones tipo bañera para retirar el resto de residuos.

Gracias al fin del desmontaje del puente este miércoles se ha podido reabrir al tráfico la glorieta de López de Hoyos. Los carriles en el eje principal Joaquín Costa-Francisco Silvela pasan de ser uno solo por sentido a dos o tres, según el tramo. La nueva situación incluye también otros cambios que pueden consultarse en la web municipal.

Esta importante mejora de la movilidad aún no representa la situación final que será una realidad en 2021, una vez se ejecuten las obras de la nueva urbanización cuyo proyecto se está ultimando. Mientras tanto, el Ayuntamiento sigue recomendando, además de evitar la zona en la medida de lo posible, planificar los itinerarios alternativos a realizar.