Joaquín Costa

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha presentado este lunes el proyecto de reurbanización del eje de Joaquín Costa-Francisco Silvela, que comenzará a principios de 2021 y que, tras nueve meses de obras, ampliará un 20 % el espacio público (5.420 metros cuadrados más) con 10,6 millones de euros de presupuesto y sumará un museo contemporáneo al aire libre.

Además del carril bici segregado ya anunciado, habrá un carril bus reservado para el transporte público por sentido; se aumentarán las zonas verdes, “fundamentalmente” cerca de colegios, y se recuperará el sentido que la calle tenía originalmente, un bulevar, con la plantación de más de 330 árboles.

Las nuevas plantas se dispondrán en las aceras y en la mediana central tanto en Joaquín Costa y Francisco Silvela como en el tramo que se recupera de Príncipe de Vergara y en la glorieta de López de Hoyos. También se pavimentará la calzada con un asfalto especial que disminuye la contaminación acústica provocada por el paso de vehículos, y la mejora ambiental se completará con la sustitución del alumbrado por otro de tecnología led más eficiente.

Joaquín Costa: El bulevar del arte contemporáneo

Asimismo, va a ser un “bulevar del arte contemporáneo”, ha dicho Almeida. “Creo que es particularmente importante para el embellecimiento de esta zona. El área de Cultura y el área de Obras y Equipamientos trabajan intensamente para que al final de las obras haya también un museo al aire libre con una serie de obras de arte contemporáneo (escultóricas) que nos permitan embellecer aún más toda esta zona”, ha abundado el alcalde.

https://twitter.com/MADRID/status/1333390653636665346

Nuevos pasos peatonales, jardines y plazas

La remodelación también tiene prevista la creación de nuevos pasos peatonales que mejorarán “sensiblemente” la permeabilidad transversal, agrega el Consistorio en un comunicado. A ello se sumará la mediana central, que servirá de plataforma de descanso para estos cruces, cumpliendo así con la normativa de accesibilidad universal.

Asimismo, se recuperará la glorieta de López de Hoyos como una pieza ajardinada que sumará amplias aceras estanciales con nuevo mobiliario.

El proyecto generará, además, una nueva plaza en la intersección entre Príncipe de Vergara y López de Hoyos en la que se plantea un área infantil vinculada a los dos colegios próximos, y se recuperará la plaza en la intersección con la calle Duque de Sevilla como primer paso de un futuro proyecto para la remodelación integral de todo este barrio.

El nuevo carril bici

En cuanto al carril bici, discurrirá entre la acera actual y el carril bus y estará protegido por dos bandas de setos ajardinados, ocupando un espacio intermedio entre el nivel de la acera y la calzada para dar “mayor seguridad” a los ciclistas y a los peatones que circulen por las aceras o crucen la calle.

Tras la “situación completamente inesperada” del riesgo de colapso el scalextric, que se cerró al tráfico el 10 de julio y se desmontó en tres meses, la reurbanización de este eje se convirtió en una “oportunidad” y en “el emblema de lo que tiene que ser la ciudad postcovid” con la apuesta “por una mayor calidad de vida, una mayor cercanía, mayor resiliencia” y para favorecer las distintas formas de movilidad sostenible, ha dicho el regidor.

“Esta era la oportunidad que teníamos para demostrar a los ciudadanos de Madrid cuál es el proyecto y cuál es el modelo en el que nos tenemos que desenvolver a partir de los próximos años como consecuencia de la experiencia trágica de la pandemia que hemos sufrido”, ha agregado, y ha concretado que la actuación comprende más de 64.000 metros cuadrados de espacio público.

También se ha querido “meter” una reforma adicional, la de la calle Gabriel Lobo -donde se ampliarán las aceras para mejorar las condiciones de accesibilidad-, “tradicionalmente demandada por el distrito de Chamartín” y “por todos los comerciantes” de esa zona comercial.

La delegada de Obras y Equipamientos, Paloma García Romero, ha apuntado que el proyecto de reurbanización es “medioambientalmente muy potente”, con “muchas más zonas verdes y mucho más espacio público”.