La semana pasada conocíamos la noticia acerca de la adjudicación de las obras de modernización de las estaciones de Prosperidad y Esperanza en la línea 4 de Metro. Estas, según afirmaba el Gobierno regional anterior a las elecciones del 26 de mayo, tendrán un presupuesto de 3.289.937 euros y un plazo de ejecución de 12 meses. Además, se espera que comiencen «en breve».

Sin embargo, el diario El País recogía en una noticia publicada el pasado viernes que Metro podría estar sopesando y, de hecho, ya lo habría previsto, el cierre de la línea 4 de Metro entre los meses de agosto y octubre de 2019 con motivo de estas obras. Una decisión que no se habría hecho pública por no hacerla coincidir con las elecciones autonómicas y municipales y sobre la que aún no ha habido declaraciones.

Unas sospechas que no parecen infundadas ya que, según recoge el medio nacional, en marzo la empresa licitó un contrato de casi ocho millones de euros para realizar «obras de instalación de una catenaria rígida en la línea 4 de Metro de Madrid». Esto tiene que ver con las fechas de cierre, ya que el plazo máximo de ejecución del contrato es de ocho meses a contar desde su firma, por lo que el plazo para Metro terminaría noviembre.

Según recoge El País, los representantes de los trabajadores consideran que «para hacer estos trabajos en la catenaria de la línea 4 es necesario cortar parcial o totalmente la línea y durante bastante tiempo». Sin embargo, el medio apunta a que no se ha comunicado esta decisión porque cualquier cierre de las líneas de Metro genera quejas y desacuerdo, por lo que dada la cercanía de las elecciones. La decisión queda a cargo del nuevo Gobierno que parece que estará presidido de nuevo por el Partido Popular.