nodo compostaje

Chamartín cuenta con uno de los nodos de compostaje de los 4 que existen en Madrid, ubicado en la parte trasera del huerto vecinal “Las 40 Fanegas”, en la calle Puerto Rico entre Av. Alfonso XIII y la calle Guatemala. 

Fue una de las propuestas ganadoras en los Presupuestos Participativos del 2017, y se construyó a principios del 2019. El Ayuntamiento lo equipó con tres compostadoras de 1 m3, dos secadores de restos vegetales, una desbrozadora y un removedor. También entregaron pequeños contenedores marrones de uso familiar.

Este fue el segundo Nodo Vecinal de Compostaje que se inauguró en Madrid, y el único del que dispone el distrito de Chamartín. Se trata de un sistema ya funciona en numerosas ciudades europeas. 

¿Cuál es el proceso del compostaje?

Eduardo, de la Asociación Naturbana nos explica que “El proceso de compostaje hay que atenderlo casi cotidianamente; esto implica controlar lo que traen los vecinos para descartar restos impropios, triturar y secar los restos vegetales del huerto, remover y voltear el contenido de las compostadoras para airear el proceso, realizar controles de temperatura y de humedad, y recoger el compost terminado. Esta labor la realizan varios hortelanos voluntarios del Huerto Las 40 fanegas”.

Es mucho más ecológico reciclar los residuos que enterrarlos o quemarlos; los residuos orgánicos (que representan el 40% de los residuos familiares) se pueden re-aprovechar sin procesos ni equipos complejos, por lo cual puede ser una actividad vecinal interesante.

Es una de las tantas medidas colaborativas que se pueden realizar en las ciudades para frenar la crisis climática; a la vez que es un interesante ejemplo de economía circular con participación vecinal, que no produce ningún tipo de contaminación (ni malos olores, ni sonidos molestos) ni acarrea problemas sanitarios.