La tarde del pasado lunes, un anciano de 83 años tuvo que ser rescatado en su casa durante un incendio en Chamartín. El hombre fue rescatado por Agentes de la Policía Nacional. Las llamas habían le dejado atrapado en su piso, en la duodécima planta del número 11 de la calle Padre Claret.

Los agentes fueron los primeros en llegar al bloque y subieron los pisos andando y con los extintores en la mano. Al llegar a la décima planta había una gran carga de humo, por lo que indicaron a los vecinos que no salieran de sus domicilios.

Ya en la planta 12, donde se encuentra el piso del anciano, se encontraron con un espacio repleto de humo y la puerta abierta de una vivienda. Caminaron en cuclillas, con la linterna en la mano, y se encontraron con un anciano en estado de shock e inconsciente. Los agentes, cogiendo al hombre por las axilas, lo bajaron en volandas por la escalera hasta la calle. Poco después llegaron los bomberos, que sofocaron las llamas, y los médicos del Samur, que atendieron por intoxicación de humo al inquilino y a uno de los agentes.